HASTA SIEMPRE SEÑO ANA.

Desde el día de ayer, la familia del CEIP Luis Rosales está de luto por el fallecimiento de nuestra compañera Ana Rivera. Una persona que ha significado mucho en la historia reciente de nuestro centro, como maestra, compañera y amiga.

La de ayer fue una triste e inesperada noticia de la cual nos costará recomponernos, pero los que conocíamos bien a la seño Ana estamos seguros de que desde donde nos ve ahora nos desea y anima a que sigamos adelante con todas nuestras fuerzas e intentando ser felices. Esa felicidad que ella nos transmitía día a día con su eterna sonrisa y ese compañerismo tan grande y desinteresado que muy pocas personas son capaces de conceder.

Quien escribe estas palabras se siente un privilegiado por haber sido su compañero durante más de seis años y por haber podido aprender tanto de ella.

En nombre de todos los que hemos sido sus compañeros y amigos, alumnos y alumnas durante todos estos años y de sus familias, le damos las gracias por todo.  A su vez, transmitimos nuestro más sincero pésame a su familia y amigos más cercanos.

Siempre estarás en nuestros corazones.

Hasta siempre “garachico”.